17 dezembro, 2007

Carlos Wesley en el Vaticano

En la basílica de San Pablo Extramuros de Roma, el 3 de diciembre, una celebración ecuménica recordó los trescientos años del nacimiento de Carlos Wesley (1707-1788). Organizada por el Consejo Metodista Mundial, fue presidida por el cardenal Walter Kasper, presidente del Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos del Vaticano, lo que se consideró un hecho excepcional.

En una entrevista en “L'Osservatore Romano”, Kasper comentó que “Hace algunos años, algo así era impensable” y en su mensaje en la celebración recordatoria Kasper dijo que los himnos de Carlos Wesley “se interpretan en las iglesias católicas del mundo anglófono, y han enriquecido nuestra alabanza y nuestra celebración de la gracia salvífica de Dios durante generaciones”

En Metodista, la revista de la IMU (Iglesia Metodista en el Uruguay), el investigador Rodolfo Míguez, reseña la vida de Carlos Wesley en el artículo “Un poeta despierto-300º Aniversario del nacimiento de Carlos Wesley. 1707-18 de diciembre-2007”

Al intentar valorar a Carlos Wesley como músico, el pastor Rodolfo Míguez advierte que todo depende con quien se compare “puesto en un trazo grueso” el Siglo XVIII “se abre con Bach y Haendel y se cierra con Mozart y Haydn” y entre medio esos titanes “Gluck, y por si fuera poco, naciendo sobre el último tercio del siglo: Beethoven” por lo tanto se pregunta “¿Qué conclusiones útiles podríamos extraer si pretendiésemos situar al músico Carlos Wesley en medio del finísimo entramado de sonidos y silencios diseñado por esos artesanos de un macramé de hebras de cielo?”

Asombrosa es la cantidad de himnos escritos por Carlos Wesley. Se calcula en no menos de 6.000 a lo que el pastor uruguayo comenta que “ese tsunami poético sería cosa insignificante si detrás de cada himno de Carlos no estuviera una persona que en su espíritu hubiese sentido ese ser declarado inocente (en palabras teológicas: justificado) por el Espíritu de Cristo y hecho heredero de todas Sus promesas”.

“Para Carlos Wesley era tan natural escribir como respirar. Es indudable que llevaba el genio consigo, pero en mayo de 1738, repentinamente, se convirtió en una llama. Desde entonces cada uno de sus pensamientos tuvo un matiz poético. La gran mayoría de sus himnos nunca fueron empleados y probablemente él mismo no tuviese la intención de que se usaran en los cultos públicos. Muchos se cantaban únicamente en las reuniones de clases bíblicas o en otras ocasiones semiprivadas”, transcribe Míguez desde el libro“19 siglos de canto cristiano” de Eduardo Ninde

Tomando esa fuente el artículo de Metodista revela que los himnos de Carlos Wesley “abarcaban toda la escala de la experiencia humana” cantándole al “niño recién nacido”, el “niño enfermo”, el “niño echando los dientes”, al médico de familia, los “maníacos y los muy probados”. “Al entrar a casa”, “al acostarse”, “para el cansado”, “todo lo que acontecía de sol a sol, así como todos los períodos de la vida y toda especie de individuos” estaba en el pensamiento de denominado poeta del metodismo.

En uno de los recuadros que acompañan la nota de Metodista -de próxima aparición- titulado “El secreto bien guardado”, Rodolfo Míguez se pregunta si “¿Carlos Wesley compuso algún himno?”, explicando que “Excepto Pablo Sosa, que no necesita presentación entre nosotros, ni un solo metodista (de los muchos consultados, laicos y pastores) supo responder a eso con seguridad”. Aún más “La pregunta en sí les resultó digna de desconfianza, porque al decir de uno: “¿Acaso no era Carlos, de los dos Wesley, el músico?”.

Desde la amplia investigación que hizo el articulista, que integra la Comisión del Archivo Histórico de la IMU, concluye que “Carlos Wesley no fijó ni una sola nota musical en el pentagrama para alguna de las miles de poesías que escribió”.

Dada la novedosa conclusión, que contradice el imaginario colectivo, Rodolfo Míguez se pregunta si por eso Carlos Wesley es menos “héroe de la fe”, contestándose “Por supuesto que no, pero es posible que la historia-oficial que ha sido extrañamente parca en revelar esta verdad, haya presumido lo contrario”.+ (PE)

Fonte: Agencia de Noticias Prensa Ecuménica
PreNot 7074 - 071217
Espinosa 1493. Montevideo. Uruguay
www.ecupres.com.ar asicardi@ecupres.com.ar

0 Comments:

Postar um comentário

Links to this post:

Criar um link

<< Home