08 março, 2008

CLAI - Carta de Felipe Adolf a Harold Segura

En relación a los acontecimientos ocurridos en el CLAI (Consejo Latinoamericano de Iglesias) el pastor Felipe Adolf, l Vicepresidente del CLAI, envió una carta al pastor Harold Segura contestando la nota que Segura publicó en Lupa Protestante y que PE dio a conocer mediante el despacho PreNot 7210 del 080304. Reproducimos textualmente la carta de Felipe Adolf que opera en PE.

Quito, 5 de marzo del 2008
Rev. Harold Segura
Costa Rica.

Apreciado Harold,

Leí con mucha atención tu comentario en Lupa Protestante: Diferentes, si. Distantes ¿También?. Sin ánimo de polemizar, solo entablar un diálogo que nos ayude a entendernos. Está claro que todos los sectores y personas que estuvieron cerca o participando de actividades del CLAI, no estaban informadas de las discrepancias dentro de la institucionalidad del CLAI, esto es, sus iglesias y organismos miembros que en general han sido las grandes ausentes en las convocatorias de ese CLAI "amplio y flexible". Que yo recuerde el CLAI nunca ha dicho que las diferencias ya no existen, que es asunto del pasado.

En cuanto a las renuncias de secretarios regionales, de programas y administrativos, estos y estas nunca estuvieron cuestionados por la Junta Directiva. Las discrepancias de la Junta eran con la Secretaría General, con la que no solo esta Junta tenía serias dificultades, sino también las anteriores. Todo funcionario se rige por normas institucionales establecidas y, el CLAI las tiene desde su constitución en Huampaní en 1982 en la que se determina el rol del secretario general, el rol de la Junta, etc. Quién no está de acuerdo con lo establecido constitucionalmente, tiene al menos dos opciones: 1. trabajar para cambiarla y 2. sujetarse a ellas mientras estén vigentes. Me imagino que eso es así también en la institución a la que tu sirves y seguramente también renuncian funcionarios.

El CLAI nunca se cerró al diálogo, pero tampoco confundió lo personal con lo institucional. El CLAI nació en 1978 y no en 1999 como han creído muchos. A todos ellos hay que decirles que en 1999 hubo solo cambio en la secretaría general. A esa secretaría nadie le encomendó la “refundación” del CLAI.

Nadie quiere volver al pasado, ni nadie habla de desmontar programas importantes de estos años. Suponer a priori esto, es subjetivizar el problema y no conocer el mandato y conducta de una Junta del CLAI. Que las diferencias estén hoy mas difusas que antes, puede haber algo de cierto, pero también es cierto que el “CLAI” se limitaba a criticar su propia institucionalidad hablando de los evangélicos en general como la “reserva ética de la sociedad”, y no necesariamente se refería a las iglesias miembros del CLAI, sino que se hablaba de “minorías insignificantes” y que ahora hay “minorías significativas”. Por supuesto, en las "mayorías significativas" están todas, hasta las “mega iglesias”

Tocas el tema CONELA. Recuerda que hasta hace pocos meses constaba en su constitución que no podían pertenecer a esa organización las iglesias que sean miembros del Consejo Mundial de Iglesias y del CLAI. ¿Que CONELA fue la piedra de tropiezo?. Yo diría que no, sino que fue el manejo inadecuado de establecer agendas personales que no tuvieron en cuenta ni a la Junta, ni las heridas en las iglesias, ignorándolas como “cosas del pasado”, olvidándose que CLAI son las iglesias que lo integran. Sin ellas, sin su participación el CLAI carece de sentido.

Es cierto que hubo un intenso trabajo de los secretarios regionales con las iglesias miembros. Esto es reconocido y apreciado por la Junta, pero también es cierto que había una agenda paralela que funcionaba desde la secretaría general de la que no había información. La Junta reclamó transparencia y nunca la recibió. De ahí la aceptación de la renuncia por unanimidad de los 14 miembros presentes.

Se habla mucho como que el anterior secretario general fue el paladín de la apertura, lo que hubo al interior de las iglesias miembros, fue una enorme discriminación más o menos al estilo de partido único: quién no acepta sus ideas queda excluido y claro, tampoco debe aparecer en las publicaciones oficiales.

Apreciado Harold que poco conocen al CLAI cuando preguntan si la nueva Junta Directiva querrá ser la única locomotora. El preámbulo de la constitución dice: “…el mismo(CLAI) fue creado como lugar de encuentro, diálogo y emprendimientos conjuntos de iglesias y movimientos cristianos. Así entendido, el CLAI (en formación) nació como un instrumento para dar testimonio de la unidad de la misión (pag.5). “Sabemos que son muchos los caminos que Dios abre para el cumplimiento de sus propósitos. No pretendemos que éste sea el único ni aún el mejor. Nuestro camino tiene las limitaciones propias de toda empresa humana y está lejos de abarcar dentro de si a todo el pueblo de Dios en América Latina. No obstante ello, podemos levantar humildemente nuestra oración al Señor pidiéndole que disponga de este medio según su voluntad, para que “dejando atrás toda contienda y vanagloria” (Filipenses2.3), anunciemos al pueblo latinoamericano, con la luz de la esperanza, el mensaje de salvación, justicia y paz que por amor de su Reino estamos llamados a vivir y proclamar" (pag. 6). Esta es nuestra hoja de ruta. El CLAI no está llamado a juzgar quién es verdadero y quién no lo es, como ha ocurrido a lo largo y ancho de América Latina en los últimos años. Todo debía ser uniforme. El gran hermano determinaba lo verdadero y lo falso, como si el CLAI fuera un partido único.

¿ Se bajarán algunos del tren?. Es posible que si, pero serán los que confundieron a una persona con la institución y no serán precisamente las iglesias e instituciones miembros, sino los que no comprendieron que lo ecuménico es una fuerza espiritual y no simple globalización. El CLAI siempre tuvo una comisión teológica. La reunión de las familias confesionales existe desde hace mucho tiempo, aún antes de la anterior administración. Los encuentros de seminarios son excelentes, así como otras actividades e iniciativas que no solamente seguirán, sino que de ser posible serán fortalecidas. Todo lo demás son especulaciones sin fundamento. Basta leer el comunicado de la Junta enviado desde Panamá el tercer domingo de cuaresma.

Con afecto,
Felipe Adolf
1 Vice presidente del CLAI + (PE)

08/03/08 - PreNot 7224
Agencia de Noticias Prensa Ecuménica
598 2 619 2518 Espinosa 1493.
Montevideo. Uruguay
www.ecupres.com.ar
asicardi@ecupres.com.ar

0 Comments:

Postar um comentário

Links to this post:

Criar um link

<< Home