19 maio, 2008

Hans Küng, 80 años

El Movimiento Internacional “Somos-Iglesia”, rindió homenaje a Hans Küng, en ocasión de sus 80 años cumplidos el 19 de marzo de 2008. Küng es uno de los padres espirituales de la “petición del Pueblo de Dios” -1995- del cual surgió el Movimiento “Somos Iglesia" El texto referido a Hans Küng lleva el subtítulo “Su perseverancia en renovar la iglesia católica romana nos da ánimo”

El Movimiento Internacional “Somos Iglesia” quiere expresar su gratitud con ocasión de su 80 cumpleaños al teólogo y profesor Hans Küng ya que su perseverancia en renovar la iglesia católica romana así como su compromiso con el ecumenismo y el diálogo con las religiones mundiales han inspirado y animado a un sin número de personas que irá creciendo en el futuro.

El teólogo suizo de renombre mundial, nombrado Consejero Oficial del Concilio Vaticano II (1962-1965) por el papa Juan XXIII, a pesar de que la Iglesia lo expulsó más tarde, ha contribuído con impulsos decisivos a una teología ecuménica y al diálogo interreligioso.

Küng colabora hasta hoy activa y creativamente en los proyectos iniciados por él.

Su tesis doctoral, “La Justificación”, sobre el teólogo protestante Karl Barth”, escrita en 1957, fue elogiada en su época, incluso por el catedrático Joseph Ratzinger, también profesor como Küng hasta 1968 en la universidad de Tubinga.

En sus obras fundamentales (“La Iglesia” 1967, “Ser Cristiano” 1974 y “¿Existe Dios?”1978) no sólo lanzó Küng puntos neurálgicos de reforma sino que los fundamentó de una manera intensa, bíblica y sistemática.

Con su compromiso ecuménico Hans Küng contribuyó decisivamente para que en 1999 se lograra un acuerdo sobre la “Justificación por la Fe” entre católicos y luteranos. La presencia de creyentes de otras confesiones en la eucaristía, por la cual abogó el instituto de investigación ecuménica de Tubinga, fundado en 1963 por Küng mismo, en las Jornadas Ecuménicas 2003 en Berlín, fue considerada por Küng como un paso en la dirección correcta.

Como ningún otro en nuestra época, Küng despertó y mantuvo la pregunta sobre la Verdad en el cristianismo. Después del Concilio y, de una forma más contundente, con ocasión de la Encíclica “Humanae Vitae“, publicada en 1968, sobre el control de la natalidad y de la encíclica sobre el Celibato publicada en 1967, Küng, en su libro de 1970 y titulado “¿Infalible? Una pregunta” cuestionó la infalibilidad del Papa.

Como reacción, el papa Juan Pablo II el 18 de diciembre de 1979 le retiró la licencia canónica de enseñar, llamada “missio canonica”. Sin embargo, Küng no retiró sus afirmaciones teológicamente fundamentadas sobre el dogma de la infalibidad papal de 1870 demostrando así que hoy en día más que la obediencia se necesita la virtud de la oposición, cuando se trata de enfrentarse a las exageraciones de Roma.

En 1968 esbozó la declaración “Por la Libertad de la Teología“ que fue revisada por Yves Congar, Karl Rahner y Edward Schillebeeccks y que al final la firmaron 1.800 teólogas y teólogos, entre ellos Joseph Ratzinger. En 1989 Küng fue uno de los teólogos que firmaron la “Declaración de Colonia” que se pronuncia por una catolicidad “abierta” y que se opone a una exagerada autoridad papal.

Hans Küng es uno de los padres espirituales de la Iniciativa “Iglesia desde Abajo”, fundada en 1995, de la que surgió el Movimiento “Somos Iglesia” del Pueblo de Dios. El segundo tomo de sus memorias “Verdad Controvertida” fundamenta histórica y sistemáticamente las intenciones de Somos Iglesia que se perfilan claramente desde el Concilio Vaticano II y por las que Küng ya había luchado desde los años 60 y 70.

El aumento de los conflictos entre Roma y las iglesias locales así como la paralización de los sínodos episcopales, muestra que las preguntas de Küng al papado en su forma actual, de ningún modo han sido resueltas; el celibato obligatorio, la ordenación de mujeres y la presencia de creyentes de otras confesiones en la eucaristía, siguen siendo discutidas a pesar de su prohibición.

En el encuentro inesperado en septiembre del 2005 que tuvo Küng con el Papa Benedicto XVI, anteriormente su compañero Ratzinger, cuando los dos eran catedráticos en la Universidad de Tubinga, se excluyeron desde el principio los temas delicados sobre una reforma interior de la iglesia católica romana. Sin embargo, aún después de este diálogo, Hans Küng sigue declarándose a favor de las intenciones de reforma proclamados por el Movimiento del Pueblo de Dios “Somos Iglesia”, de una renovación de la Iglesia desde abajo, desde su base.

Hoy Küng se dedica con gran intensidad al diálogo interreligioso. Como contribución a éste, ha publicado tres grandes obras sobre el Judaísmo (1991), el Cristianismo (1995), y el Islam (2004).

Desde el año 1990 se ha dedicado al proyecto de una ética común para todo el planeta llamado “Weltethos” que él promueve desde el 1995 con su fundación “Weltethos”.

Un hito fue que en 1993 en Chicago, en el Congreso de las Religiones, aprobó la llamada “Declaración de una Ética Universal”, que condujo a la formación de una red mundial de relaciones interreligiosas.+ (PE)

08/05/14 - PreNot 7361
Agencia de Noticias Prensa Ecuménica
598 2 619 2518 Espinosa 1493.
Montevideo. Uruguay
www.ecupres.com.ar
asicardi@ecupres.com.ar

0 Comments:

Postar um comentário

Links to this post:

Criar um link

<< Home