16 janeiro, 2008

Un siglo de oración por la unidad de los cristianos

En 2008 la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos celebra su centenario.

La pastora Kersten Storch, luterana de Alemania, miembro del ejecutivo de la Comisión de Fe y Constitución del Consejo Mundial de Iglesias (CMI), ubica las raíces en 1908, cuando el padre Paul Wattson y la hermana Lurana White, episcopales, “celebraron públicamente por primera vez el Octavario por la Unidad de la Iglesia, del 18 al 25 de enero, en Graymoor, Garrison, Nueva York” Ambos fueron cofundadores de una pequeña comunidad religiosa en la tradición franciscana conocida como Hermandad de la Expiación (Society of the Atonement).

Kersten Storch menciona que “El Octavario por la Unidad de la Iglesia de aquellos días se basaba en una concepción de la unidad como reunión del cristianismo bajo la autoridad del Papa” y que “no era ni atractivo ni teológicamente aceptable para cristianos e iglesias ajenos a la Iglesia Católica Romana, salvo algunos anglicanos que simpatizaban con la idea de una reunión de Canterbury con Roma”.

Por otra parte “Semanas o días de oración en las que el aspecto de la unidad revestía una notable importancia venían siendo celebrados en todo el mundo ya con bastante anterioridad a 1908. Entre sus promotores se contaban la Alianza Evangélica Mundial, la Federación Universal de Movimientos Estudiantiles Cristianos, la Alianza Mundial de Asociaciones Cristianas de Jóvenes y la Asociación Cristiana Femenina Mundial.”

“En 1907, el periódico Times de Londres publicó una carta firmada por una impresionante lista de líderes eclesiales de alto rango de diferentes denominaciones”, en la que se pedía a "todos los ministros religiosos cristianos de Inglaterra […] que prepararan a sus congregaciones para que el día de Pentecostés realizaran un esfuerzo unido de oración […] en favor de la reunión de los cristianos".

Al tomar nota de que desde entonces “muchas cosas han cambiado en el paisaje ecuménico durante el último siglo” la pastora Kersten Storch, explica que “después del Concilio Vaticano II, la Comisión de Fe y Constitución del Consejo Mundial de Iglesias y el Secretariado para la Unidad de los Cristianos (actualmente Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos) han preparado juntos los materiales para la Semana de Oración”.

Luego de citar diversos ejemplos del beneficio de esa acción conjunta, se informa que “El tema de este año – No ceséis de orar (1 Tes. 5:17) – pone de relieve el hecho de que los cristianos y las iglesias no pueden dejar de orar por la unidad de todos. Las divisiones, que son todavía una realidad entre las iglesias y dentro de ellas, no se corresponden sencillamente con las líneas denominacionales. Frecuentemente – al menos en cierta medida – están enraizadas en identidades étnicas o nacionales, en cuestiones de raza, categoría social, género o sexualidad, en la exclusión de personas con discapacidades o de quienes viven con el VIH/SIDA”+ (PE).

08/01/15 - PreNot 7112
ECUPRES - Agencia de Noticias Prensa Ecuménica

0 Comments:

Postar um comentário

Links to this post:

Criar um link

<< Home